DOLORES DE CABEZA PODRÍAN INDICAR INFECCIÓN POR CISTICERCOSIS

Este parásito proviene de la carne de cerdo

Los dolores de cabeza no son siempre por estrés, cuando este padecimiento se hace frecuente podría indicar otras enfermedades graves como migraña o cisticercosis.

Esta última es una infección causada por las larvas de la tenia Taenia solium, las cuáles se adhieren a todos los tejidos del cuerpo, incluido el cerebro.

Cuando el parásito se alberga en el cerebro o el sistema nervioso central causa dolor de cabeza, convulsiones, confusión, desconexión con la gente y ambiente circundante, problemas de equilibrio, además de acumulación excesiva de líquido en el cerebro.

Pero esta larva proveniente de la carne de cerdo también afecta otros órganos del cuerpo como los ojos, causando visión borrosa, infección ocular, hinchazón o desprendimiento de la retina.

En caso de que el parásito se aloje en la piel, se registran protuberancias en la misma.

Para detectar la enfermedad se debe realizar una resonancia magnética o tomografía computarizada. También está la opción de una prueba de sangre que ayude al diagnóstico de una infección, pero ésta no siempre es exacta.

Durante años se creyó que la carne de puerco era la única forma de contraer este parásito, pero científicos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades señalan que los huevos de la tenia se propagan a través de los alimentos, el agua o las superficies contaminadas con heces de un portador humano.

La enfermedad es curable en la mayoría de los casos llevando un tratamiento antiparasitario en combinación con antiinflamatorios, aunque en algunos casos es necesaria la cirugía para extraer los cisticercos de ciertos lugares.

Así que ante cualquiera de estos síntomas, lo mejor es acudir al médico cuanto antes.