HUBBLE, ENCONTRÓ NUEVOS PLANETAS QUE PARECEN “ALGODÓN DE AZÚCAR”

Foto: @NASAHubble

Estos planetas se dividen entre sólidos y gaseosos, y muestran una baja densidad pese a tener un tamaño similar al de Júpiter.

En un viaje por el espacio, Hubble, el telescopio puesto en órbita hace 29 años, encontró nuevos planetas que parecen un “algodón de azúcar” y pronto serían los nuevos inquilinos en el vecindario galáctico.

Estos planetas son diferentes a los de nuestro Sistema Solar, los cuales se dividen entre sólidos y gaseosos, estos tres gigantes muestran una baja densidad pese a tener un tamaño similar al de Júpiter.

Los investigadores de la Universidad de Colorado fueron los responsables del hallazgo y quienes indicaron que estos gigantes se encuentran en el Sistema Kepler 51 a 2 mil 600 años luz de nosotros.

Los planetas estarían atravesando una fase transitoria de su evolución, la cual fue observada por primera vez en 2012 mediante otro telescopio. En 2014 fue posible determinar su densidad y ahora, cinco años después, Hubble ha hecho posible que los especialistas calculen con precisión su masa, tamaño y algunas particularidades.

Pensamos que pueden haberse formado mucho más lejos de su estrella y haber migrado hacia el interior del sistema. Ahora sus atmósferas de hidrógeno y helio de baja densidad están desapareciendo en el espacio”, indicaron los científicos.

Las atmósferas de estos planetas se han “englobado” hacia el exterior, volviéndose un objetivo interesante para la investigación atmosférica que los descubridores han puesto en marcha. En esta emisión se espera encontrar componentes vitales como el agua; sin embargo, por las nueves de partículas altas en sus atmósferas ha sido difícil profundizar en más detalles.

Foto: @NASAHubble

Hasta el momento, gracias a las investigaciones de principio de década y los datos de Hubble, se conoce que las nubes de estos planetas podrían estar compuestas de sal y/o vapores fotoquímicos como los de las lunas de Saturno.

Al comparar sus cualidades con las de otras gigantes, los investigadores pudieron apoyar hipótesis sobre el clima de los planetas, pues de acuerdo a cierta lógica, “cuanto más frío es un planeta, más nublado se vuelve”.

El equipo concluyó que las bajas densidades podrían ser una consecuencia de la corta edad de su sistema, el cual suma apenas 500 millones de años.

Con información de: Noticieros Televisa