PRUEBA UNA TORTITA DE PESCADO Y MUERE ASFIXIADO HORAS DESPUÉS

(Foto: Herry Lawford)

Estas lesiones son comunes en incendios

Gran Mánchester, Inglaterra; 10 de octubre de 2019.-

Darren Hickey, de 51 años, falleció de asfixia tras comer una tortita de pescado caliente que quemó su garganta, según lo determinado por el tribunal forense de la ciudad británica de Bolton.

El hombre, quien trabajaba como gerente de un restaurante, estaba
por salir del edificio cuando uno de sus chefs le pidió saborear un fishcake, plato tradicional inglés; sin
embargo, el alimento resultó estar tan caliente que dejó una quemadura en la
garganta de Hickey, provocando un edema en la laringe que empezó a impedirle
respirar.

Poco después tuvo que ser llevado de urgencia al hospital, sin embargo los paramédicos no pudieron estabilizar al hombre mientras lo trasladaban al Hospital Real de Bolton, siendo declarado muerto en las primeras horas del 5 de abril.

Tras meses de análisis, el patólogo encargado de la autopsia, Patrick Waugh, dio a conocer que la lesión que sufrió Hickey es muy rara y que, por lo general, resulta muy difícil de diagnosticar; “Normalmente, vemos este escenario en personas involucradas en incendios domésticos por la inhalación de humo, el cual quema las vías respiratorias, o en accidentes industriales relacionados con vapor caliente. El paciente puede verse bien, hablará con usted, pero luego comienza la hinchazón”.

*Con información de: Actualidad.rt.com

leave a reply