ÚLTIMA HORA
- {{n.epigrafe}}
VIRAL

NOVIA ENOJADA INYECTÓ SOBREDOSIS DE INSULINA A SU PAREJA

Habían discutido y estaba ebria

miércoles, 13 de marzo de 2019

Aunque los hechos sucedieron en el 2017 en Reino Unido, recientemente Laura Hopkins fue condenada a pasar 9 meses de prisión, está suspendida por 18 meses, durante los cuales debe realizar rehabilitación por 30 días y 120 horas de trabajo no remunerado, además de pagar 500 libras, por haber inyectado a su novio una sobredosis de insulina.

De acuerdo con el juez, una noche de agosto del 2017 Laura Hopkins y su novio, que tiene diabetes tipo 1, discutieron y en la madrugada el chico descubrió que su enojada novia había suministrado a su dispositivo 8 veces más cantidad de insulina de la que le fue recetada.

El chico narró, durante el juicio, que normalmente se suministraba el medicamento a través de un dispositivo Bluetooth, situación que aprovecho la enojada novia para poder vaciar en el contenedor una sobredosis de insulina desde otra habitación.

Fue en la madrugada cuando el chico se percató de la sobredosis y logró apagar la bomba y llamar a emergencias para ser trasladado al hospital, donde permaneció hasta que sus niveles de azúcar volvieron a la normalidad.

Los análisis revelaron que tenía 24.5 unidades de insulina en la sangre, 8 veces más de las que necesitaba.

De no haberse dado cuenta, podría haber muerto ya que una sobredosis de insulina puede ocasionar hipoglucemia, cuyos síntomas son mareo, confusión, dificultad para concentrarse, comportamiento hiperactivo e incluso psicótico, temblores, debilidad de un lado del cuerpo o dificultad para hablar; además de convulsiones o pérdida del conocimiento.

La abogada de Laura alegó que su clienta estaba enojada esa noche porque habían discutido y que estaba bajo los efectos del alcohol, aunque esto no bastó para que fuera sentenciada.

Por obvias razones ahora la pareja ya no están juntos y actualmente Laura se encuentra en otra relación y está embarazada.

-

Comparte en:

RECIENTES