EL MISTERIO DE LA CHICA DE LA CURVA.

Una de las más escalofriantes leyendas urbanas, la chica de la curva, un fantasma atormentado que busca venganza en la curva en la que fue atropellada. Como muchas historias populares, se desconoce su autor y la localización del suceso. Se cuenta en decenas de países.

En Suecia se le conoce como Vita frun; en Italia la llaman la Dama Bianca; en República Checa, fue bautizada como Bílá paní; en España, el suceso paranormal protagonizado por esta joven se ha ubicado históricamente en varios puntos geográficos de la localidad sevillana de Sanlúcar de Barrameda, municipio situado en la provincia de Cádiz, en la comunidad autónoma de Andalucía. Así, leyenda de la niña de la curva es, sin duda, la más célebre de todas las historias de terror. No existe Halloween en que no se escuche la misteriosa historia y puede que haya sembrado el pánico en más de una persona.

Una noche de espesa niebla, un joven iba conduciendo por una carretera desconocida. Las luces del coche alumbraban lo poco que la niebla dejaba ver a su paso pero, de repente, una joven vestida de un blanco apareció a un lado de la calzada. Aunque la chica permanecía inmóvil, el conductor interpretó que estaba haciendo autostop y decidió parar para invitarla a subir.

La misteriosa joven accedió a subir al asiento de atrás del automóvil, aunque sin mediar palabra. Durante el recorrido, el conductor intentó entablar conversación sin éxito hasta que, de pronto, la joven dijo: "Cuidado con la curva. Ahí morí yo". El joven, creyendo que era una broma, se giró hacia la chica y descubrió con estupor que ya no había nadie en el asiento. Cuando giró la cabeza de regreso a la carretera aterrorizado, ahí estaba la curva.
*Con información de: M.Gustave